Unión Maternal

Unión Maternal

El milagro de la vida se ha iniciado en ti y tu familia. ¡FELICITACIONES¡ Tienes un gran motivo para estar orgullosa.

Con naturalidad, tu cuerpo sabrá formar un hermoso bebé que seguro te hará sonreír de alegría y ternura, y despertará en ti un profundo deseo de enseñarle a vivir.

Para que disfrutes mejor tu embarazo y te dispongas a vivir el mejor momento de tu vida con la llegada del bebé, te recomendamos acudir a tus controles, comer saludablemente, dormir bien, hacer ejercicio moderado, no fumar ni consumir bebidas alcohólicas.

Este Blog ayudará a aclarar dudas y mantener una MATERNIDAD SEGURA durante el embarazo, parto y dieta. Aquí podrás encontrar información útil, videos orientativos y guías de cuidado para tu salud y de tu bebé

 

Bienvenidos a Unión Maternal

1. Cuidado de mi Salud Sexual y Reproductiva

La salud sexual y salud reproductiva es la capacidad de disfrutar de una vida sexual satisfactoria sin riesgos de procrear, y la libertad para decidir hacerlo o no hacerlo. Esto se refleja en la incorporación de los enfoques de género, derechos y diferencial como aspectos esenciales para el logro de una salud sexual y reproductiva plena, segura, digna y responsable para todas las personas.

¿Que son los derechos sexuales y reproductivos?

Para el goce de nuestra salud sexual y reproductiva es importante conocer los derechos sexuales y reproductivos los cuales se basan en el reconocimiento del derecho básico de todas las parejas e individuos a decidir libre y responsablemente el número de hijos, el espaciamiento de los nacimientos y el intervalo entre estos, a disponer de la información y los medios para ello.

¿Qué es la planificación familiar?

La planificación familiar (permite a las personas tener el número de hijos que desean y determinar el intervalo entre embarazos. Se logra mediante la aplicación de métodos anticonceptivos y el tratamiento de la esterilidad y prevención del embarazo adolescente y en edades tempranas.

 En líneas generales, los principales métodos anticonceptivos son: píldoras anticonceptivas orales, implantes, inyectables, parches, anillos vaginales, dispositivos intrauterinos, preservativos, esterilización masculina y femenina, y métodos naturales como: la lactancia y métodos basados en el conocimiento de la ovulación femenina.

Estos métodos tienen diferentes mecanismos de acción y eficacia a la hora de evitar embarazos no deseados. Es importante acudir a centro de atención para recibir información completa y segura y así elegir el método anticonceptivo de mejor efectividad y menor riesgo para nuestra salud.

¿Qué es la Interrupción Voluntaria del Embarazo - IVE?

Es un derecho fundamental de las niñas y mujeres, el cual fue reconocido como tal por la Corte Constitucional Colombiana mediante la Sentencia C-355 de 2006, en tres circunstancias:

 

  • Cuando exista grave malformación del feto que haga inviable su vida
  • Cuando el embarazo sea el resultado de una conducta, debidamente denunciada, constitutiva de acceso carnal o acto sexual sin consentimiento o de incesto.
  • Cuando la continuación del embarazo constituya peligro para la vida o la salud de la mujer

 

La sentencia C-355 de 2006 al reconocer este derecho crea la opción pero no obliga a ninguna mujer a optar por la interrupción voluntaria del embarazo, es preciso que las mujeres cuenten con una asesoría en sus opciones por lo que es importante acudir a centro médico e IPS para recibir información.

 

¿Qué es la Consulta Preconcepcional?

Se refiere a la atención de la mujer y/o pareja para la planeación de un embarazo con el fin de identificar riesgos, condiciones previas de salud, hábitos y enfermedades que pudieran afectar el adecuado desarrollo del embarazo o parto.

Ser padres significa prepararse a nivel físico y emocional.

Planear un embarazo en la mejor manera de contribuir a una sana salud materna y del recién nacido es fundamental consultar al médico para obtener la asistencia y asesoría necesaria y poder planear un embarazo sin riesgos para la mamá o el bebé.

 
2. Control Prenatal

Si bien tener un bebé es obra de la naturaleza, la medicina velará por el buen desarrollo del niño en el vientre materno, un nacimiento sin complicaciones y una madre sana, siguiendo de cerca el embarazo con un Control Prenatal cada mes o según recomendación médica.

Si estás embarazada o tienes sospechas, pide una cita en tu IPS para iniciar tu Control Prenatal, al que debes asistir durante el periodo de gestación e incluso en el postparto.

En el Control Prenatal se determinan los posibles riesgos se definen los tratamientos que debes seguir, los complementos vitamínicos y las vacunas necesarias, además de ser un espacio donde se brindan recomendaciones para mantener la buena salud de la madre y del bebé.

Una vez ingreses al programa, las citas de control serán asignadas directamente en la IPS, donde continuará tu atención. Acude cumplidamente a tus controles y al programa educativo y aprovecha estos contactos para resolver las dudas sobre tu embarazo y el parto con el equipo de salud

¿Qué es el alto riesgo obstétrico ARO? 

Un embarazo es de alto riesgo cuando existen condiciones que podrían comprometer la salud o la vida de la madre embarazada y/o su bebé. El riesgo de sufrir complicaciones obstétricas se puede presentar por primera vez durante el embarazo en mujeres perfectamente sanas o se puede predecir para un embarazo futuro en mujeres portadoras de enfermedades médicas de severidad considerable.

Es importante identificarlos precozmente en una consulta preconcepcional para estimar su importancia y disminuir así las consecuencias. Toda materna en alto riesgo ARO debe llevar su control prenatal de manera periódica y con el especialista para evaluar y rápidamente tomar decisiones sobre su salud y cuidados.

Algunas de las causas más comunes de alto riesgo materno son:

Amenaza de aborto

Diabetes previa o gestacional

Obesidad o sobrepeso

Preclamsia Tensión alta

  

 
3. Cuidados Durante el Embarazo

Adoptar un estilo de vida sano puede ayudar a proteger su salud y la de su bebé. Aprenda sobre la nutrición, actividad física y lo que debe evitar para tener un embarazo sano.

Cuidados salud oral:

Durante el embarazo, tus dientes y encías necesitan de una atención especial, por eso es importante consultar con tu odontólogo y seguir sus recomendaciones. La gingivitis en el embarazo se produce cuando la placa se acumula en los dientes e irrita la encía.

Es importante que sustituyas los dulces por alimentos como queso, frutas frescas o vegetales que son mejores para tus dientes y tu salud. Además, recuerda consultar al odontólogo, cepillarte preferiblemente 3 veces al día, utilizar la seda dental y seguir una dieta balanceada. Esto te ayudará a reducir los problemas dentales.

 Cuidados alimentación:

Durante esta etapa debes asegurar una alimentación adecuada que garantice un buen crecimiento y desarrollo de tu bebé en formación. A través de la consulta con el nutricionista recibiremos orientación y tips nutricionales frente a los cuidados nutricionales.

Esto no significa que debas consumir alimentos en exceso. Al alimentarnos correctamente no hablamos de la cantidad sino de la calidad de los alimentos y porciones, los cuales deben ser ricos en vitaminas y minerales, bajos en calorías, grasa y azúcar, para manejar un adecuado peso durante la gestación. También es importante darles manejo adecuado a los antojos durante el embarazo.

Seguir algunas recomendaciones y plan nutricional, te ayudará a tener un peso sanoy una gestación más tranquila y saludable, y por ende un bebé más feliz y sano.

Micronutrientes

Durante el embarazo, tu bebé obtiene todos los nutrientes que necesita de ti. Para prevenir deficiencias en la madre y el bebé es conveniente tomar antes, durante y después del embarazo, suplementos como:

Hierro

Ácido fólico

Calcioo

Estos serán ordenados por el médico en tus citas de control prenatal. Los suplementos de hierro y calcio deben tomarse en horarios diferentes, dos horas antes o después de las comidas principales. Evita consumirlos con lácteos. El hierro se absorbe mejor si se toma con alimentos ricos en vitamina C.

Prevención infecciones:

Para prevenir infecciones que puedan afectarte a ti y a tu bebé es importante que tengas presente estas recomendaciones:

  • Evita el contacto con el excremento de los gatos y lávate muy bien las manos si tienes contacto con mascotas, procura consumir la carne bien asada, usa guantes para manipular carne cruda o tierra y lava muy bien frutas y verduras toxoplasmosis
  • Mantener la hidratación, adecuada higiene vaginal y de la ropa íntima para prevenir infecciones urinarias y vaginosis
  • No consumas huevos crudos, ni leche sin pasteurizar.
  • Evita el contacto con personas con infecciones respiratorias, diarrea o erupciones en la piel.
  • Usa preservativo, es una medida de prevención que también es importante durante la gestación.

Vacunación embarazo: 

Durante el embarazo debes aplicarte algunas vacunas que te protegerán a ti y a tu bebé: Td (Tétanos y difteria), DPT acelular (tétanos, difteria y tos ferina acelular) , Influenza y Vacunas Covid19. Una vez nazca tu bebé, debes asegurarte de que también a él le apliquen las vacunas correspondientes desde el nacimiento.

Actividad física:

La actividad físicaes indispensable para la salud, el bienestar y la el bebé. Contribuye al control del peso, mejora el ritmo cardiaco, por lo que reduce el riesgo de enfermedades del corazón, ayuda a controlar la presión arterial, mejora la postura, el equilibrio y contribuye a relajarnos y disminuir el estrés, brindando una sensación debienestar

Para realizar el ejercicio ten presente establecer una rutinacon una fase inicial de calentamiento, una actividad central de ejercicios moderados y una fase final de vuelta a la calma.

Durante el embarazo, el ejercicio puede ayudarte con lo siguiente:

Reducir los dolores de espalda, el estreñimiento, la distensión estomacal y la hinchazón

Mejorar su ánimo y nivel de energía

Ayudar a dormir mejor

Prevenir el aumento de peso excesivo

Promover el tono muscular, la fuerza y la resistencia

Otros posibles beneficios de seguir un programa regular de ejercicios durante el embarazo pueden incluir:

Un menor riesgo de diabetes gestacional

Un trabajo de parto más breve

Reducción del riesgo de tener una cesárea

A continuación te proponemos una serie de ejercicios que puedes realizar, ten en cuenta que debes empezar con pocas repeticiones y a medida que logres una adaptación al ejercicio podrías aumentar el tiempo y las repeticiones de estos ejercicios

Primer trimestre

Segundo trimestre

Tercer trimestre 

Posparto 

Alivios musculares y tensionales 

Piso pélvico 

Preparación para el parto

También recuerda participar del curso de preparación a la maternidad y paternidad para recibir orientación y guía adecuada de los profesionales de salud.

Salud emocional:

Extraño sería que ante una experiencia tan extraordinaria como la de engendrar vida, tu estabilidad emocional no sufriera nuevos y variados altibajos. Pero es importante mantener tu salud emocional y mental.

Probablemente la confirmación de tu estado te produjo múltiples sentimientos, como sorpresa, susto, tristeza, inseguridad, también curiosidad y alegría, ganas de "no pensar en eso", y al mismo tiempo necesidad de afrontar la situación, dando la noticia a tus familiares, poniendo al corriente a tu jefe, pidiendo una cita médica, haciendo cuentas económicas, calculando la fecha del nacimiento.

Debes estar atenta a síntomas como estrés, ansiedad y depresión

Claro, la vida se ve diferente y es necesario tomársela más en serio. ¡Es un hecho! Pero recuerda que tú sigues siendo tú, una mujer con actividades, relaciones afectivas e intereses propios

Para sobrellevar estos sentimientos cambiantes y no siempre agradables, conversa sinceramente con tu familia, tus amigas y el personal de salud. También acude a tu consulta con psicología y no tengas miedo de expresar tus temores, también es de gran ayuda coger papel y lápiz y expresar por escrito tus más hondas y secretas sensaciones.

Algunas estrategias que te ayudaran a cuidar tu salud mental y emocional son:

Yoga prenatal 

Tips salud emocional 

 

 
4. Signos de Alarma en el Embarazo

Aunque el embarazo es salud, en algún momento tu cuerpo puede dar señales de que algo no anda bien, ante lo cual la opción más acertada y responsable contigo y con tu bebé, es consultar oportunamente en tu centro médico o en instituciones que hacen parte de la red de atención incluso en la noche o días festivos ante signos de alarma.

Recuerda acudir siempre a control prenatal, cumplir los exámenes y asistencia las consultas con los profesionales quienes podrán brindarte asesoría sobre signos y síntomas que afectan tu embarazo como sangrado vaginal, dolor de cabeza y dolor abdominal entre otros y orientarte al servicio que requieres según tu estado de salud.

Signos alarma primer trimestre:

  • Sangrado vaginal
  • Cólico fuerte o fiebre.
  • Dolor "bajito", ardor para orinar y orina maloliente

Signos alarma segundo trimestre

  • Sangrado vaginal o fiebre.
  • Dolor "bajito", ardor para orinar u orina maloliente.
  • Dolor de cabeza con "cocuyos" (luces en los ojos), o pitos en los oídos.
  • Dolor en la boca del estómago.
  • Cara, manos y/o pies hinchados al levantarte.
  • Ausencia o disminución de los movimientos fetales. A partir de los cinco meses, el bebé debe moverse después de cada una de tus comidas.
  • Evalúa los movimientos fetales acostándote sobre tu lado izquierdo en un ambiente tranquilo, pon tu mano extendida sobre tu abdomen en el sitio donde has sentido sus movimientos con mayor frecuencia. Toma el tiempo en que tu bebé se mueve diez veces. Esto puede tomarte una hora, o menos. Si tu bebé se demora más de la hora, acude al médico o a la clínica, donde te harán otras pruebas para revisar su bienestar.

Signos alarma tercer trimestre

  • Sangrado vaginal
  • Cólico fuerte o fiebre.
  • Dolor "bajito", ardor para orinar y orina maloliente
  • Sangrado vaginal o fiebre.
  • Dolor "bajito", ardor para orinar u orina maloliente.
  • Dolor de cabeza con "cocuyos" (luces en los ojos), o pitos en los oídos.
  • Dolor en la boca del estómago.
  • Cara, manos y/o pies hinchados al levantarte.
  • Ausencia o disminución de los movimientos fetales. A partir de los cinco meses, el bebé debe moverse después de cada una de tus comidas.
  • Sangre o líquido por la vagina cerca de la fecha del parto (entre la semana 37 y 40).
  • Presencia de más de cuatro contracciones en una hora.
  • Retraso en el inicio de tu trabajo de parto (semana 40 de gestación).

No olvides estas atenta a algunas de las complicaciones más comunes como:

 
5. Maternidad y Paternidad Segura

Estar embarazada es una gran responsabilidad, pero también es un momento mágico en el que, durante nueve meses, te preparas para la llegada de ese ser que transforma tu vida, es importante poder recibir información importante sobre tus cambios y cuidados de manera adicional a los controles prenatales mediante el curso de preparación a la maternidad y paternidady llevar una maternidad segura

Puedes acudir a una herramienta virtual en la que profesionales de salud expertos en cuidado materno se vuelven tus aliados. Conócelo a continuación:

CURSO VIRTUAL PREPARACIÓN MATERNIDAD Y PATERNIDAD SEGURA 

Este curso para fortalecer las habilidades de la mujer gestante y su red de apoyo; fue construido como una herramienta importante para el control prenatal, con el fin de empoderar a los participantes en el autocuidado para vivir una gestación satisfactoria, culminando en el nacimiento de un bebé sano, que cuente con un hogar, goce de bienestar y crezca en el seno de una familia que pueda brindarle los cuidados y el afecto necesario para alcanzar un óptimo desarrollo físico, mental y social.

Recuerda que debes completar cada lección para continuar con el siguiente módulo. No hay límite de intentos para la realización de los módulos y sus evaluaciones; pero si debes verlos y aprobarlos para continuar.

Al finalizar los temas y módulos, obtendrás el certificado, que confirmará que has realizado y aprobado el curso a satisfacción. Esperamos que sea de tu total agrado y utilidad

ESTIMULACIÓN TEMPRANA

¿Sabías que desde ya puedes decirle a tu hijo cuanto lo quieres? Pues sí, desde muy temprano en el embarazo, tu bebé percibe los estímulos (tacto, sonido, luz, movimiento), y en la medida en que sus sentidos se van desarrollando, se va familiarizando con el mundo interior y exterior.

Se sabe que a los cinco meses oye los latidos de tu corazón, y sus ojos distinguen la intensidad de la luz y los colores. Desde ahora mientras acaricias tu vientre, puedes saludar a tu bebé por su nombre, manifestarle con palabras el amor con que lo estás esperando, decirle que tienes curiosidad de conocerlo, en pocas palabras disfrutar de su presencia y expresarle tu profundo afecto de madre

A continuación algunas orientaciones para su estimulación:

Técnicas estimulación

Música estimulación gestacional:

 
6. Lactancia Materna

La preparación para la lactancia empieza desde el embarazo, con una adecuada nutrición y ganancia de peso, y sobre todo tomando la decisión de amamantar, algo que solo tú puedes hacer.

En el momento del nacimiento de tu hijo es ideal que lo puedas tener en contacto piel a piel al nacer y poderlo amamantar en la primera hora de vida, siempre que sea posible.

Durante la lactancia es clave ciertas técnicas de lactancia (6.1) para una succión y el estímulo frecuente que hace que sea cada vez más fácil y reciba los aportes suficientes.

La leche materna es perfecta porque tiene beneficios (6.2):

  • Contiene todos los nutrientes que tu bebé necesita y se va adaptando a sus necesidades a medida que crece y se desarrolla.
  • Transmite anticuerpos que protegen a tu bebé de infecciones y ayuda a crear sus propias defensas.
  • Favorece el desarrollo de la inteligencia, que diferencia al ser humano de las demás especies.
  • Tiene beneficios que trascienden hasta la vida adulta de tu hijo: va a tener menor riesgo de sufrir obesidad, diabetes, enfermedad coronaria, alergia, entre otras.

 

Fomenta el desarrollo psicoafectivo y estrecha el vínculo madre-hijo. También tiene beneficios para ti

  • Disminuye la hemorragia en el postparto.
  • Ayuda a perder el peso ganado durante el embarazo
  • Estrecha el vínculo afectivo.
  • En largo plazo, hay menor riesgo de cáncer de mama y ovarios
  • Favorece la economía del hogar.

 

También es importante mantener unos cuidados de tu salud durante la lactancia (6.3):

  • Sigas alimentándote muy bien ( 3 comidas principales y 2 entre comidas como en el embarazo).
  • Te hidrates bien. Al amamantar es frecuente que tengas sensación de sed.
  • Continúes tomando micronutrientes (hierro y calcio).
  • Procures tener periodos de descanso y sueño también durante el día.

 

Algunos tips e información para facilitar este proceso y que no te rindas son:

 

Banco de leche y hora de lactancia

Permitirá que tu bebé siga recibiendo leche materna cuando tú te reincorpores al trabajo después de la licencia de maternidad. Es ideal que empieces a hacer banco de lechedesde que tu bebé tenga entre 15 y 20 días de vida y ya la producción de leche se haya instaurado.

Cuando empieces puedes extraerte 1 vez al día (se recomienda sea a las 6:00 a. m. que es el momento de máxima producción de leche) y luego de una semana haciéndolo, puedes extraerte 2 veces al día (6:00 a. m. y 12:00 m.).

Para esto es muy importante que tengas presente algunos cuidados ( 6.4 )como la higiene y el correcto lavado de manos. La extracción puede hacerse manual o con extractor, es conveniente que antes de la extracción realices masajes que estimularán y facilitarán la salida de la leche.

Almacenamiento:

Almacenar entre 2 y 4 onzas en cada bolsa.

Usar las bolsas apropiadas y en buenas condiciones de higiene y seguridad

Marcar con fecha y cantidad que se almacena.

Llevar un registro de lo almacenado.

El tiempo de duración de la leche materna es:

  • A medio ambiente: 4 a 6 horas máximo (según clima).
  • Refrigerada: 3 a 5 días (en la parte de atrás del refrigerador, no en la puerta).
  • Congelada: entre 3 y 6 meses (si el congelador es de puerta independiente).

Siempre se debe tener presente que se usa primero la leche más antigua.

Para usar la leche que tienes almacenada, debes pasarla del congelador al refrigerador para que se descongele y se mantiene en este lugar, hasta que se la vayas a dar al bebé. Antes de suministrársela, debes tibiarla al baño maría. NUNCA DEBES CALENTAR LA LECHE DIRECTAMENTE EN LA ESTUFA, EN EL FUEGO O EN MICROONDAS.

LA LECHE QUE SE DESCONGELÓ NO DEBE VOLVER A CONGELARSE. Si tu bebé no se tomó toda la leche que le ofreciste, debes descartar el sobrante.

HORA DE LACTANCIA

El empleador está en la obligación de conceder a la trabajadora dos descansos de 30 minutos cada uno, dentro de la jornada, para amamantar a su hijo, sin descuento alguno del salario por dicho concepto durante los primeros seis (6) meses de edad.

Lo que se sugiere es que este tiempo lo emplees para hacer extracción de leche, al menos 2 veces durante la jornada laboral, para mantener el estímulo y que continúe la producción de leche y poder llevarle cada día ese ‘regalo’ a tu bebé.

La lactancia materna NO ES UN MÉTODO DE PLANIFICACIÓN

Desde antes del parto debes conversar y definir con tu pareja y con tu médico el método de planificación familiar adecuado para ti, el cual debes iniciar inmediatamente después del nacimiento de tu hijo. Hay varios métodos de anticoncepción que no afectan la lactancia materna.

¡RECUERDA NUEVAMENTE QUE LA LACTANCIA MATERNA NO ES UN MÉTODO DE PLANIFICACIÓN!

 
7. Parto y Cuidados del Recien Nacido

Ten presente que tu bebé puede nacer a partir de las 37 semanas de gestación, es importante acudir a los últimos controles prenatales y exámenes para saber y programar el parto o cesárea según lo indique el médico.

ALISTA TU PAÑALERA

Unas semanas antes de tu fecha probable de parto, debes tener lista la maleta para llevar a la clínica (7.1 ) , con los siguientes elementos:

Para ti (siempre marcado)

  • Un paquete de toallas maternas y 3 pañales adulto
  • Ropa interior cómoda.
  • Dos pijamas con botones o cierre en el pecho.
  • Sandalias
  • Implementos de aseo personal.
  • Ropa para salir de la clínica.
  • Maquillaje

 

Para el Bebé (siempre marcado)

  • Dos camisas.
  • Dos pijamas.
  • Un paquete de pañales desechables para recién nacido.
  • Un gorrito.
  • Un par de medias o escarpines.
  • Pañitos húmedos.
  • Crema antipañalitis y pañitos húmedos.
  • Elementos baño y aseo

 

Antes de ir a la clínica:

  • Báñate y aséate los genitales, procura rasurarte un mes antes con las precauciones de cortaduras o irritación
  • No te maquilles.
  • Despíntate las uñas de los pies y de las manos.
  • Quítate las joyas.
  • Alista tu carpeta materna con todos los documentos y exámenes , documentos identidad y de tu acompañante y/o pareja.

 

TRABAJO DE PARTO O CESAREA

Acude a la clínica cuando presentes uno o más de los siguientes signos

  • 3 contracciones en 10 minutos por al menos media hora y de forma continua.
  • Sangrado vaginal.
  • Salida de líquido por la vagina (rompes la fuente).
  • Si tu bebé deja de moverse o se mueve menos de los acostumbrado.

 

Si presentas signos de parto antes de la semana 37, debes consultar por urgencias porque puede tratarse de una amenaza de parto prematuro. Recuerda también que puedes comunicarte con el Servicio de Orientación en Salud para gestantes, donde te brindaremos asesoría sobre signos o síntomas del embarazo.

Asiste en los primeros siete días después del parto a tu IPS para tu revisión postparto, la revisión de tu bebé y el ingreso a los programas de planificación familiar (mamá) y crecimiento y desarrollo (recién nacido).

Parto sin dolor https://youtu.be/acfa2z2Nt9E

Parto humanizado https://youtu.be/pJvzI52GnEQ

Cesárea https://youtu.be/bYsiF6iyZEw

 

POR FIN LLEGA EL BEBÉ

Cuando llega el bebé, teóricamente todo debe ser felicidad, pero la nueva situación que conlleva la recuperación del esfuerzo del parto y la normalización hormonal toma un tiempo para estabilizarse. Es más, se sabe que algunas mamás caen emocionalmente en un estado llamado depresión postparto.

Consulta con tu médico si después del parto presentas alguna de las siguientes señales de alerta:

  • Para tu recuperación son muy importantes el reposo y una alimentación adecuada.
  • Recuerda seguir tomando sulfato ferroso, calcio y ácido fólico por dos meses más después del parto.
  • Debes saber que si tu parto fue natural y requeriste episiotomía, los puntos de esa sutura se reabsorben solos, sin ayuda médica.
  • Procura mantener esa área lo más seca y aseada posible, usando jabón de baño para lavarla.
  • Fiebre.
  • Dificultad para respirar o dolor en el pecho.
  • Sangrado vaginal abundante o con mal olor.
  • Flujo vaginal con mal olor. Enrojecimiento de los senos o salida de pus por los pezones.
  • Dolor en las piernas con hinchazón o enrojecimiento.
  • Enrojecimiento y calor alrededor de la herida de la cesárea o salida del pus.
  • Dolor de cabeza.

 

Asiste en los primeros siete días después del parto a tu IPS para tu revisión postparto, la revisión de tu bebé y el ingreso a los programas de planificación familiar (mamá) y crecimiento y desarrollo (recién nacido).

CUIDADOS DE TU BEBÉ

Desde el momento mismo del nacimiento se inicia el vínculo afectivo entre tú y tu bebé, por eso es muy importante que tengas a tu recién nacido en contacto piel a piel contigo y lo amamantes tan pronto como sea posible, idealmente en la primera hora de vida.

Tu bebé reconocerá tu voz y la de las personas que estuvieron cerca de ti en el embarazo y a través de sus sentidos te identificará y fortalecerá el vínculo entre ustedes. Por eso es importante amamantarlo, hablarle, acariciarlo, cargarlo, masajearlo suavemente, cantarle, mirarlo a los ojos y hacerle sentir tu presencia y la del resto de la familia

  • Recuerda revisar el pañal de tu bebé cuando lo notes incómodo.
  • Acuéstalo boca arriba sin almohada, y déjalo dormir naturalmente.
  • Después de su baño con agua tibia, asoléalo desnudo antes de las 10 de la mañana y después de las 4 de la tarde. Inicia con dos o tres minutos por cada lado, aumentando la exposición en forma progresiva, sin pasar de veinte minutos en total.
  • Recuerda proteger los ojos de tu bebé cubriéndolos con un pañuelo.

 

Hay algunas señales de tu bebé que debes consultar con tu médico como:

  • No tiene deposiciones o no "da del cuerpo" en más de tres días
  • Si su piel y sus ojos se están poniendo muy amarillos.
  • Está decaído, no succiona con fuerza o tiene fiebre.
  • Atiende siempre el llanto de tu bebé que, como mínimo, querrá asegurarse de que estás pendiente de él, para sentirse tranquilo.

 

Después del parto, debes tramitar en notaría el registro civil de tu bebé. Algunas instituciones te brindan la posibilidad de registrarlo durante la hospitalización. Pregunta por este servicio, que es totalmente gratuito, en la clínica donde atiendan tu parto. También debes afiliarlo a su seguro médico durante los primeros días

A continuación de damos algunas tips de cuidado del recién nacido:

Vacunas para recordar

Sigue cumplidamente el esquema de vacunación ( 7.2 ) de tu hijo, y así lo protegerás de enfermedades que podrían afectarlo muy seriamente. Recuerda que estas vacunas no tienen ningún costo y las aplican en tu IPS.

 

 

 

 

 

 


Muy útil
( 5 votos )